Un ruso se convierte por accidente en una estrella del pop en China y pasa meses en un ‘reality show’ rogando al público que lo eche

Aunque el joven hacía todo lo posible para defraudar al público, su popularidad seguía en aumento.

Un ruso de 27 años se convirtió accidentalmente en una estrella del pop en China y quedó ‘atrapado’ en un ‘reality show’ de la televisión china durante varias semanas, tiempo durante el que rogó a los espectadores que lo rechazaran hasta que, finalmente, consiguió su objetivo, informa la prensa local.

Vladislav Ivanov, alias ‘Lelush’, no buscaba el estrellato. De hecho, ni siquiera hizo una audición formal para participar en ‘Produce Camp 2021’, un programa en el que decenas de cantantes compiten para formar parte de una banda internacional. Ivanov fue elegido entre 90 concursantes chinos y extranjeros y llegó hasta la final del concurso.

Desde que comenzó el programa en febrero, Vladislav dijo en repetidas ocasiones que no quería estar en el ‘reality show’ y pedía a la audiencia que no votara por él. «Convertirme en miembro de una banda no es mi sueño, ya que no puedo cantar ni bailar«, decía.

Mientras la mayoría de los concursantes hacía todo lo posible por impresionar a los espectadores y a los jueces, ‘Lelush’ realizaba interpretaciones apresuradas y torpes. Sin embargo, sus actuaciones fueron un éxito. Al público le encantaba su actitud rebelde, aburrida e incluso irritada, lo que le diferenció de los demás participantes, que eran «copias unos de otros», señala la prensa china.

¿Cómo entró en el concurso?

Ivanov, que es traductor y habla inglés y chino con fluidez, trabajaba ocasionalmente como modelo. Uno de sus amigos, que trabaja con artistas, le pidió a Vladislav que fuera acompañante y traductor para dos artistas japoneses en el programa. Los productores de ese ‘reality show’ pensaron erróneamente que el ruso también era un concursante y el director del programa le persuadió para que participara.

Ya en las grabaciones, Ivanov se mostraba reacio a continuar con las interminables sesiones de canto y de baile, pero no podía abandonar el programa debido a las sanciones económicas estipuladas en el contrato que había firmado.

En un intento por defraudar al público, ‘Lelush’ —el apodo que eligió para el programa— lucía un peinado intencionadamente desordenado y, a menudo, no respondía por completo a las preguntas del programa. Sin embargo, para su decepción, su número de seguidores fue creciendo hasta las decenas de miles, e incluso comenzaron a aparecer vallas publicitarias con su imagen en los centros comerciales de China.

Después de llegar a la final, Ivanov dijo que temía verse obligado a formar parte de una banda musical. Sin embargo, Vladislav fue eliminado en esa fase del concurso. En las redes sociales chinas, el ruso agradeció al público por su apoyo, satisfecho por haber podido, finalmente, dejar el escenario.

Instagram @bogatcio

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: